Concertación en el borde del Abismo

Ludwig Erhard, ministro de economía y después canciller de Alemania (1948-1963), recuperó la economía de su país y recogió el orgullo nacional entre los escombros de la derrota. Es considerado uno de los mejores economistas de todos los tiempos.

Alguien le pidió una definición sencilla de economía política.

“No hay economía, solo hay política”, fue la sorprendente respuesta.

Se supone que Erhard no se refirió a la economía como ciencia, sino como práctica de gobierno: el técnico recomienda y el político decide; el administrador implanta, pero según las directrices del político. Trastocar este orden nunca queda sin castigo. Así de grave es el oficio del poder, aunque muy pocos políticos se den cuenta.

Es así que la gerencia de un país demanda decisión del gobernante y cooperación de todos. El riesgo social de la exclusividad es excesivo.

Se espera reducirlo con los llamados pesos y contrapesos de la vieja democracia.
Como no pesan mucho, y contrapesan menos, la democracia asigna hoy a la oposición parte de aquellos pesos fallidos, para equilibrar el uso del poder mediante la vigilancia crítica de la gestión gubernamental.

Esta es mejor verdad en situaciones extremas. Entonces, mientras la emergencia es superada, el gobierno y la oposición deben colaborar, concentrar todas las energías del país en la protección de sus intereses permanentes.

Una depresión económica mundial es esperada para 2021, en tanto que nosotros, como van las cosas, avanzamos hacia un conflicto político interno que podría estallar durante las elecciones generales de ese año, si antes no hay acuerdos políticos sobre elecciones, reelecciones, economía y otros incordios.

En el informe de su reciente reunión anual, el Fondo Monetario Internacional observa un deterioro insistente de indicadores cruciales de la economía mundial, que congelará el crecimiento de las grandes economías. En su lenguaje oblicuo y sigiloso, el informe hace veladas

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest